Castillo de las Majadas de Pirque

En 1907, el arquitecto Alberto Cruz Montt fue el encargado de recrear en pleno valle de Pirque, un singular château de la campiña francesa. Ningún detalle quedó al azar, y el profesional hizo gala de su educación en la École des beaux Arts de Paris para idear un edificio coherente e historicista, cuyas ojivas y torres puntiagudas recuerdan el renacimiento francés. Su interior no era menos especial, en el foyer se encontraba una gran chimenea de madera y una escalinata imperial; que organizaban diversos salones con chimeneas y entelados en los muros.El inmueble perteneció originalmente a Francisco Subercaseaux, y posteriormente pasó a la familia Nieto, cuyos descendientes lo conservaron hasta el siglo XXI.

Desafortunadamente, el edificio sufrió daños durante el terremoto de 2010, y fue totalmente reconstruido, en un lamentable intento por modernizar el espacio; perdiéndose para siempre este singular edificio del valle del Maipo.

Disponible en dos versiones.

Láminas 30×40 cm y 50×80 cm / papel 300g

¿Quieres enmarcarlo? Elige una opción de moldura.

Limpiar

¿QUIERES VER CÓMO ENMARCAMOS?

Castillo de las Majadas de Pirque-

Lámina de 30x40 cm, papel 300g. Valor: $25.000

Lámina de 50x80 cm, papel 300g. Valor: $45.000

¿Quieres enmarcarlo?

Puedes elegir entre diferentes molduras, todas lisas, tamaño estándar 2 cm.

Trabajamos junto a Taller Enmarcaciones Padre Hurtado, para asegurarte un servicio personalizado y profesional, con marcos hechos a medida en excelentes materiales.

Valor lámina 30x40 cm +passepartout + enmarcado: $70.000

Valor lámina 50x80 cm +passepartout + enmarcado: $120.000

El plazo de entrega se estima en 10 días.

Información adicional

Versión

B&N, Color

Opción de marco

Sin marco, Negro, Blanco, Madera clara, Madera oscuro, Dorado, Metalizado, Negro con filete dorado, Negro con filete metalizado

Tamaño

30x40cm, 50x80cm

Sabías que nuestras ilustraciones están hechas a mano? 

Cada una de nuestras ilustraciones tiene su origen en dibujos hechos a mano en tinta sobre papel; que son traspasados a formato digital para crear láminas de arquitectura cuyo proceso significa  más de 30 días de trabajo.

Para asegurar la calidad del producto, elegimos personalmente los papeles, y vigilamos la impresión de alta calidad en talleres locales; para que ningún detalle de los edificios se pierda y el resultado sea el más satisfactorio.

Cuando eliges una de nuestras ilustraciones, estás apoyando un producto hecho en Chile, y te llevas un objeto cargado de la pasión que significa para nosotros el rescate del patrimonio.